6 claves para entender el «apocalipsis» de las cigarras periódicas

Date:

Serán millones en total. Así lo confirman la Universidad de Connecticut y otras instituciones apasionadas por seguir de cerca el fenómeno de las cigarras periódicas, el cual está teniendo lugar en algunas zonas de Estados Unidos desde finales de abril, y se extenderá probablemente hasta principios de julio. 

En un evento multitudinario digno de película de terror, dos camadas de estos artrópodos de tamaño considerable (y, para desgracia de los más miedosos, voladores) emergerán del suelo, bajo el cual permanecen la mayor parte de su vida, para emparejarse y poner crías.

Pero el ritual no es, ni mucho menos, íntimo: con el fin de atraer a las hembras, los machos de cigarra periódica emiten un sonido tan fuerte como el de una moto de gran cilindrada, hipnotizando o incordiando a los vecinos de las zonas donde aparecen. Esto, sumado a la extraña coincidencia cronológica entre las dos camadas de cigarras periódicas, hace que 2024 sea un año especial para su observación.

Es cierto, sin embargo, que al tratarse de un fenómeno local, muchas personas no están familiarizadas con la escena, tan «apocalíptica» para los humanos como fascinante desde el punto de vista ecológico. Si te sientes identificado con este desconocimiento pero ansías saber más, aquí van algunas preguntas y respuestas clave.

¿Por qué el evento de 2024 es tan especial?

Para comprender la excepcionalidad del evento es necesario, en primer lugar, indagar sobre el comportamiento de las cigarras periódicas. Estos artrópodos viven exclusivamente en el este de América del Norte, y pasan la mayor parte de su vida bajo tierra. Concretamente, cuatro de las siete camadas que existen tienen ciclos de vida de 13 años, y las otras tres, de 17 años. 

Aquí es donde entran en juego nuestros conocimientos matemáticos adquiridos durante la escuela primaria: el mínimo común múltiplo de ambos ciclos de vida revela que dos camadas deberían emerger al mismo tiempo cada 221 años. Así, si hay registros de que la última vez que ocurrió fue en 1803 (cuando Thomas Jefferson era presidente), una simple suma será suficiente para saber que este año toca presenciar el evento de nuevo. 

En 2024, concretamente las camadas XIX y XIII emergerán del suelo en un espectáculo visual y sonoro sin igual, captando la atención de los habitantes y de los amantes de la ecología, que conocen de primera mano los beneficios que aporta a la tierra el apareamiento de las cigarras periódicas.

¿Dónde aparecerán?

El mapa elaborado por Cicada Safari muestra que las cigarras periódicas emergerán en el este de Estados Unidos, con especial intensidad en el estado de Illinois. Concretamente, la camada XIII se expandirá por los alrededores de la ciudad de Chicago, llegando incluso a zonas de Missouri, Wisconsin o Iowa, mientras que la XIX se extenderá por un área mucho más amplia: alcanzará, de hecho, estados de la costa este, como Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, entre otros.

Aunque no es algo habitual, algunos ejemplares de cigarra periódica se superpondrán a la hora de surcar los cielos en busca de pareja, lo que lleva a planear la siguiente pregunta.

¿Entrarán en contacto ambas camadas? ¿Y qué pasaría si lo hicieran?

Puede suceder en Springfield (Illinois). En esta ciudad se darán posibles encuentros e incluso apareamientos entre las cigarras de la camada XIX y las de la camada XIII, lo que puede resultar en el nacimiento de cigarras híbridas.

Al contrario de lo que se puede pensar, las crías híbridas tendrían ciclos de vida de 13 o 17 años, y no de duración intermedia, haciendo que emerjan junto a la siguiente generación de una o ambas crías parentales. Es decir, que en un próximo evento no serían distinguibles de aquellas que no fueron fruto de la hibridación.

De todos modos, se espera que las camadas coexistan en parches de pequeño tamaño, por lo que es poco probable que se reproduzcan entre sí. 

¿Son una plaga?

Nada más lejos de la realidad. El fenómeno de las cigarras periódicas es único en la naturaleza y muy positivo para la ecología de las regiones donde ocurre, por lo que sería un ataque a la biodiversidad utilizar pesticidas para ahuyentar o matar a estos artrópodos. 

Ello no quita que las temporadas de apareamiento de las cigarras sean observadas con atención por parte de los trabajadores del campo: tal y como te explicamos en este artículo, la oviposición de las hembras puede ser una amenaza para los árboles frutales jóvenes, y es por ello que los agricultores se abstienen de plantarlos durante los años en los que saben que las cigarras van a emerger.

Sin embargo, y volviendo a los beneficios que su apareamiento aporta al ecosistema, cuando las cigarras periódicas se preparan para salir a la superficie crean unos túneles que sirven para airear naturalmente el suelo. Además, después de poner los huevos, los ejemplares adultos mueren y la descomposición de su cuerpo resulta en gran cantidad de nutrientes que son absorbidos por la tierra.

¿Cómo afecta el cambio climático a las cigarras periódicas?

Teniendo en cuenta que las cigarras periódicas son especialmente sensibles a las temperaturas, en función de las cuales deciden cuándo salir a la superficie para aparearse, resulta evidente que el cambio climático afecte a su comportamiento e incluso a sus ciclos de vida. 

Según explican los investigadores de la Universidad de Connecticut, en el marco de un proyecto dedicado a este fenómenoel origen de las especies de cigarra periódica se remonta a millones de años atrás. Sin embargo, no sucede lo mismo con los paisajes que habitan, por lo que se deduce que estos artrópodos «han persistido claramente a través de períodos sustanciales de cambio climático». 

Que se trate de especies altamente adaptables a las alteraciones del clima no significa, eso sí, que estas no tengan consecuencias. Según la institución, podrían resultar en:

Una aparición más temprana en el año, ya que las temperaturas primaverales llegarían antes.Un aumento en las apariciones espontáneas y extrañas; es decir, fuera de las temporadas establecidas para sus ciclos de vida.

¿Qué hacen cuando están en la superficie?

Además de ser extremadamente ruidosas, durante su permanencia en la superficie las cigarras periódicas buscan pareja. En este sentido, los machos emiten fuertes sonidos para atraer a las hembras y, una vez logran aparearse, ponen sus huevos en árboles o sobre la tierra y mueren, principalmente a causa de la diferencia de presión entre su hábitat natural (el subsuelo) y el aire libre, o por el encuentro con depredadores como reptiles u hormigas.

Así, ponen fin a su vida pero garantizan la supervivencia de su camada, trayendo al mundo una nueva generación de cigarras que emergerán, de nuevo, en 13 o 17 años.

Leer más

Compartir:

Subscribe

Popular

Le puede interesar
Related

Tu signo del zodíaco ha cambiado, y esta es la razón científica

Posiblemente te haya parecido un hecho fruto de la...

De 2015 a 2024: Rodri, Unai Simón y Mikel Merino, los eternos de De la Fuente

Luis de la Fuente, el carismático entrenador que ha...