El 'desnudo paradójico' a 8.000 metros, una trágica y común muerte en el Everest: cuando la hipotermia y el calor extremo conviven

Date:

En esta temporada extraña del Everest, al menos 570 personas llegaron ya a la cima, la gran mayoría con el uso de oxígeno suplementario. De momento hay cinco muertos confirmados y tres personas desaparecidas, muy probablemente muertas también. Unos pocos se han aventurado ascender sin O2 extra, pero varios de ellos corrieron mala suerte y fallecieron en el intento.

Los que han subido o están subiendo con oxígeno extra tienen muchos estragos durante el descenso. Hay muchísima gente en la ruta y esto obliga a todos a ir a un ritmo más lento, teniendo que pasar más tiempo por encima de los 7.500 metros en la zona de la muerte, para poder descender. En caso de que se les acabe el oxígeno extra, se meten en una ratonera, porque a falta de oxígeno las congelaciones y la hipotermia severa aparecen de un momento al otro. Probablemente es lo que le pasó a Binod Babu Bastakoti, la última víctima mortal del Everest, el pasado 22 de mayo.

El nepalí de 37 años estuvo descendiendo a la altura del Collado Sur del Everest, a unos 7.900 metros, cuando su acompañante sherpa se ausentó durante un rato para ir a buscar más oxígeno extra, muy probablemente para su cliente Bastakoti. Cuando el sherpa volvió, Bastakoti se puso muy agresivo, presentando una conducta anormal y desafiante. Asimismo se desnudó y se quitó la máscara de O2. Poco después, murió.

Aunque la causa exacta de la muerte de Bastakoti se conocerá después de la autopsia, el acto de querer desnudarse y liberarse de la máscara de oxígeno obedecen al fenómeno llamado «desnudo paradójico». Es causado por la hipotermia severa y fue denominado así por B. Wedin en 1952. La temperatura corporal empieza a bajar y el organismo ya no es capaz de mantener la temperatura necesaria para el funcionamiento normal. Pero el cuerpo humano quiere proteger los órganos vitales como el corazón, el hígado, etc, y para ello cierra el flujo de la sangre en las venas de las manos y los pies. Luego, si la hipotermia sigue y se vuelve severa, el organismo ya no soporta más el frío.

Antes del rendimiento final, la sangre empieza a fluir de nuevo debajo de la piel helada causando a la persona una sensación de calor extremo. Por eso, las personas que lo sufren, se desnudan y poco después mueren por hipotermia. Las alteraciones en el comportamiento son típicos también en esta situación, aparte de otros síntomas.

Unos de los casos más conocidos del desnudo paradójico ocurrió en la gran tragedia del Everest en 1996, donde perdieron la vida varias personas. Uno de ellos fue el carismático alpinista Scott Fischer, quien antes de morir exhibió el desnudo paradójico. «Su máscara de oxígeno está alrededor de la cara, pero la botella está vacía. No lleva guantes, las manos están completamente desnudas. Su ropa lleva la cremallera bajada, los hombros al aire libre y uno de sus brazos está totalmente desnudo fuera de su anorak. No puedo hacer nada. Scott está muerto”, dijo Anatoly Boukreev, quien intentó salvar a Fischer y a varios otros más aquél día fatídico.

Compartir:

Subscribe

Popular

Le puede interesar
Related