“Nuestra madre mató con un cuchillo al hombre que nos abusó»

Hace ocho años, Sarah Sands mató a puñaladas a un pedófilo convicto.

En una noche de otoño de 2014, la mujer salió de su dúplex en el este de Londres con una capucha sobre la cabeza y armada con un cuchillo.

Caminó hasta un bloque de pisos conjunto hasta llegar a la casa de un anciano.

Una vez allí, apuñaló a Michael Pleasted ocho veces, en lo que luego se describió como un «ataque predeterminado y sostenido».

Facebook Comments