Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

A menudo se nos olvida cuando hablamos de perder peso que la obesidad y el sobrepeso no son un problema simplemente estético, aunque esa pueda ser la principal motivación de muchas personas para ponerse serios con este tema.

Estar por encima de nuestro peso ideal es también un problema para la salud, y un problema que puede ser muy serio si el sobrepeso es muy grande o si alcanza el nivel de obesidad. Las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o la depresión son solo algunas de las patologías asociadas con el sobrepeso y la obesidad.

Peso y salud

Si llevas contigo unos cuantos kilos de más, llevas también un riesgo más alto que la media de sufrir hasta medio centenar de enfermedades y problemas de salud, incluidos aquellos que son la principal causa de muerte en la actualidad, como infartos, diabetes y determinados tipos de cáncer, así como otros menos comunes, como gota o cálculos biliares. También es importante el vínculo entre el exceso de peso y la depresión, un trastorno con un profundo impacto negativo en la calidad de vida.

Según distintos estudios, la obesidad multiplica por 20 el riesgo de padecer diabetes, y también aumenta significativamente las probabilidades de tener la presión sanguínea alta, una enfermedad del corazón, infartos y cálculos. Además existe una relación directa entre el índice de pasa corporal y estas enfermedades: a más IMC, más probabilidades de enfermar.

 

adelgazar-beneficios-salud

Depresión y sobrepeso

¿La gente con obesidad gana peso porque está deprimida, o está deprimida porque gana peso? Probablemente ambas cosas sean ciertas, según una revisión de 15 estudios científicos, y estos son los motivos.

Empecemos explicando por qué las personas obesas tienden a la depresión. Para empezar, ambos problemas parecen provenir, al menos en parte, de alteraciones en la química cerebral y de las funciones de respuesta en el cerebro. Además, hay factores psicológicos que también intervienen: en nuestra cultura, la delgadez es sinónimo de belleza, y por tanto el sobrepeso afecta a la autoestima, un desencadenante conocido de la depresión. Los patrones de alimentación malsanos y los trastornos alimenticios, así como el malestar físico asociado a la obesidad son factores que contribuyen a la depresión.

adelgazar-beneficios-salud

Por otro lado, las personas con depresión pueden acabar padeciendo obesidad y estos son los motivos. Los niveles elevados de una hormona llamada cortisol, común en las personas que padecen depresión, podrían alterar determinadas sustancias en las células de grasa que hacen más fácil su acumulación, especialmente en la zona abdominal. Además, estas personas a menudo no se preocupan de comer adecuadamente y hacer ejercicio de forma regular, haciéndolas propensas a coger peso. Por último, algunos medicamentos para la depresión favorecen subir de peso.

Sobrepeso y apnea

Si roncas con mucha fuerza y dejas de respirar varias veces durante la noche, despertando de forma abrupta con una tos o un bufido, probablemente padeces apnea del sueño, un trastorno del sueño bastante común, asociado con el sobrepeso y la obesidad.

La apnea del sueño impide descansar correctamente, pero ese no es su único riesgo: aumenta la probabilidad de sufrir presión sanguínea alta, ataques al corazón e infartos.

Facebook Comments
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.